La práctica deportiva es una magnífica herramienta que contribuye a la formación integral de niños y niñas en edad escolar. Para que esta labor formativa se pueda desarrollar de la mejor manera posible el papel de los padres y madres es fundamental.

De su correcta actitud depende que el deporte contribuya al desarrollo de sus hijos, pero si esta actitud no es la correcta puede ser motivo de frustración o incluso de abandono.

Por todo ello, merece la pena plantarse como debe ser tú comportamiento como padre o madre, como Espectador y como Entrenador cuando lo eres de un deportista en edad escolar.

Estas reflexiones y Decálogos servirán, por una parte para que tus hijos disfruten del deporte en toda su dimensión y adquieran todos los valores personales que trasmite y, por otra parte, para que el deporte en edad escolar se desarrolle en un ambiente de tolerancia, respeto, solidaridad y compañerismo.

Ficheros de descarga